Blog Alarmas Hogar y Negocio – Seguridad

12 consejos para ahorrar electricidad en otoño e invierno

ahorrar-luz-invierno

El uso responsable de la energía es una acción que no sólo ayuda al medioambiente sino que se traduce en un ahorro positivo para nuestro bolsillo.

Te proponemos estos sencillos consejos, que esperamos sean útiles:

  1. Aprovecha la iluminación natural todo lo que le sea posible. Adapta tus horarios, en la medida de lo posible, a cada estación. No dejes la luz encendida en habitaciones que no estés utilizando.
  2. Utiliza colores claros en las paredes y techos, en especial el blanco: aprovechará mejor la iluminación natural y podrá reducir el uso de luz artificial.
  3. Ajusta las temperaturas de los termostatos de las máquinas de aire acondicionado y calefacción para encontrar un equilibrio cómodo. En verano, no hace falta estar congelado, ni en invierno en ropa de verano dentro de casa.
  4. Mantén limpias las lámparas y las pantallas de las mismas. De esta forma se incrementará la luminosidad, sin necesidad de aumentar la potencia.
  5. Sustituye las bombillas convencionales por las de bajo consumo y si es posible, por las nuevas lámparas de LEDS. Para un mismo nivel de iluminación, ahorran hasta un 80% de energía y duran ocho veces más. Cambie, con prioridad, las que están más tiempo encendidas.
  6. Utiliza los programas de bajo consumo de los electrodomésticos. Los electrodomésticos modernos suelen llevar programas de bajo consumo, favoreciendo al ahorro en la factura de la luz y contribuyendo con el medio ambiente. Estos programas lo que hacen es escoger temperaturas más bajas porque calentar el agua es cuando los electrodomésticos consumen más energía. Ejemplos: En el caso de una lavadora se puede elegir el programa de lavado en frío. Según los cálculos de la OCU, cuando se selecciona las temperaturas entre 40ºC y 60ºC se gasta un 40% menos de luz. Lo mismo ocurre con los lavavajillas y sus “programas eco”, que funcionan entorno a los 50ºC.
  7. Un pasillo no requiere ni la misma luz ni la misma intensidad que una zona de estudio. Adapta la iluminación a tus necesidades y da preferencia a la iluminación localizada: además de ahorrar conseguirás ambientes más acogedores.
  8. Compra electrodomésticos de bajo consumo. Progresivamente van apareciendo nuevas clases más eficientes, A+, A++ y A+++. Debemos tener esto en cuenta a la hora de comprar un electrodoméstico, ya que esta eficiencia se verá traducida en importantes ahorros energéticos y por lo tanto económicos.
  9. Usa tubos fluorescentes donde necesites más luz durante muchas horas; por ejemplo, en la cocina, taller, estudio de diseño, etc.
  10. En vestíbulos, garajes y zonas comunes coloca iluminación con detectores de presencia, para que las luces se enciendan y apaguen automáticamente y así no se las dejen encendidas más tiempo de la cuenta.
  11. La limpieza de filtros en neveras, aspiradores, campanas extractoras, secadoras, aires acondicionados, etc., hacen que estos electrodomésticos funcionen mejor y consuman menos energía para realizar el mismo trabajo. Límpialos con regularidad.
  12. Cuanto mejor uso le damos a los ordenadores, mayor ahorro energético y mayor duración tendrán estos equipos. Debemos apagar el monitor siempre que no lo necesitemos, apagar el ordenador cuando terminemos de usarlo pero es aconsejable hacerlo varias veces al día pues no le viene bien a los discos duros. Debemos mantener limpios sus ventiladores porque el aumento de la temperatura también aumenta el gasto eléctrico.

¿Empezamos?

Equipo Alartec

Comentar esta entrada

Blue Captcha Image
Refrescar

*