Blog Alarmas Hogar y Negocio – Seguridad

Ventajas y consideraciones a tener en cuenta en el uso de sistemas CCTV

CCTV-Circuito-Cerrado-Videovigilancia-2
Hoy en día los sistemas de seguridad están presentes en todos los espacios públicos, edificios e infraestructuras en donde el flujo de personas requiere de un control eficiente apoyado por sistemas electrónicos automatizados. Uno de los más extendidos es el circuito cerrado de televisión (CCTV). Este sistema de videovigilancia ha evolucionado vertiginosamente tanto en tecnología como en diseño dependiendo de sus aplicaciones y escenarios.

¿Qué es un Circuito cerrado de Televisión? Se trata de un sistema de tv que no difunde la señal públicamente, “en abierto“, sino que transmite las imágenes a un monitor (o varios monitores). En líneas generales, un sistema CCTV se compone de cámaras (que producen la señal de vídeo) cable o transmisores/receptores inalámbricos o Internet (para transmisión de la señal de vídeo) así como monitores (para el visionado de las imágenes).

Un sistema de CCTV es uno de los sistemas de seguridad más disuasorios y eficaces, operando 24/7/365 y por ello su uso se ha extendido tanto en ámbitos públicos como privados.

Otra característica muy relevante de los sistemas CCTV es su versatilidad, y así podemos encontrar estos equipos cumpliendo todo tipo de funciones:
  • Telemedicina. Las telecomunicaciones han sido utilizadas en sanidad desde su creación. El telégrafo, el teléfono, la radio, la televisión, los enlaces por satélite… se han usado desde su aparición para llevar asistencia sanitaria allí donde la distancia y las condiciones geográficas hacían muy difícil la atención a pacientes que lo requiriesen. Por ejemplo, en barcos en alta mar, en plataformas petrolíferas, en catástrofes, en guerras…
  • Control de gestión. Desde vigilancia de líneas de producción, a flujo de mercancías en almacén, actividad en laboratorios, y hasta gestión de club deportivos.
  • Cuidado de personas dependientes. Vigilancia remota de parámetros fisiológicos y biométricos de un paciente (tele monitorización fetal de embarazadas de alto riesgo, deportistas de riesgo, pruebas cardiológicas, estudio del sueño…). Provisión de cuidados de salud a pacientes en condiciones de vida diaria, como en el caso de ancianos que viven en su hogar. Normalmente es interactiva, e incluye tele alarmas como detectores de inundación, presencia, agua, gas, etc.
  • Lucha contra el terrorismo. Las cámaras y el software especializado, son importantísimos para poder luchar contra el terrorismo con la ayuda de programas de reconocimiento facial, la detección por radiación o la lectura y registro de matrículas.
  • Ayuda para recopilar pruebas de violencia doméstica y de otros tipos ante procesos judiciales. Los archivos de vídeo o audio son material valiosísimo en procesos jurídicos. Todos conocemos juicios en los que el culpable recibió una condena mucho menor por falta de pruebas fehacientes. Las cámaras de seguridad podrían aportar esas pruebas necesarias. También son muy útiles en negocios, para casos en los que, por ejemplo, empleados o clientes son sorprendidos robando inventarios, artículos de oficina u otro tipo de material.
  • Disuasión. Los ladrones suelen merodear por las inmediaciones del lugar asaltado días o semanas previas al acto. De esta forma, se aseguran de los horarios de los inquilinos, de posibles entradas y salidas rápidas e incluso de la presencia de métodos de seguridad. Precisamente esta presencia de cámaras de seguridad es la que puede disuadir a los ladrones a cometer el robo o a volver por las inmediaciones en un periodo de tiempo suficientemente corto como para levantar sospechas.
  • Identificación de criminales. Registro de todos y cada uno de los movimientos que se produzcan en el lugar donde se instale. Estos movimientos son de gran utilidad para las fuerzas de seguridad a la hora de averiguar la identidad de los ladrones, bien porque ya son habituales o bien porque han merodeado por la zona en los días previos.
  • Control de entradas y salidas y comportamiento de empleados. Otra buena forma de utilización es vigilar los movimientos de personal que venga a trabajar a nuestro domicilio, asistenta del hogar, niñera, jardinero, etc.
  • Control de tráfico y carreteras. Debido a la actitud insensible e irresponsable de muchos conductores, mucha gente muere en las carreteras. La mayoría de estas muertes se deben a la negligencia en el cumplimiento de las normas, como beber y conducir, superar el límite de velocidad, hablar por teléfonos móviles o realizar otras tareas mientras se conduce que son una amenaza para ellos, así como los para los demás.
  • Protección de bienes e información. Uno de los bienes de mayor valor en las empresas y en muchos hogares, debido al aumento de equipos tecnlógicos e informáticos, son los datos, la información de nuestros clientes, de nuestro trabajo. La entrada de ladrones o personal no deseado en nuestros equipos y el robo o destrucción de esos datos pueden suponer cuantiosos daños para la empresa. Por eso, en estos casos, disuadir y atrapar al ladrón resulta fundamental.
  • Ahorro en los seguros. Las cámaras de vigilancia y otros sistemas de seguridad pueden reducir las primas de seguros ya que la compañía aseguradora entiende que su hogar o negocio está más protegido con estos instrumentos y, por tanto, reduce el importe anual de la cuota.

El gran aumento de cámaras en lugares públicos, ha obligado en España, a regularizar la situación mediante la Ley Orgánica de Protección de Datos, la cual protege la intimidad de las personas. En definitiva prohíbe las cámaras ocultas, obliga a informar sobre la existencia de videovigilancia, y proteger la intimidad de las personas, a utilizarlas con fines de seguridad y siempre con el sentido de proporcionalidad. En este enlace podéis leer o descargar la Guía de Videovigilancia de la Agencia de Protección de Datos.


CCTV zona videovigilada
Antes de instalar un sistema de videovigilancia o televigilancia lo primero es analizar cuidadosamente cuáles son los problemas o riesgos que la instalación del sistema podría solucionar. Es así como tendremos la seguridad de que esa decisión es correcta, y habremos desarrollado también una lista de requisitos que se podrán presentar a la empresa instaladora. La selección de ésta es muy relevante, lo aconsejable es contactar a una empresa de seguridad con experiencia en instalaciones de estas características. Nuestro departamento de soluciones a medida le puede ayudar a elegir el mejor sistema dependiendo de sus necesidades y explicarle todo lo que necesite saber sobre su funcionamiento.

En Alartec comercializamos dos tipos de producto bajo la denominación CCTV:
  1. El equipo CCTV de Alartec Visual Life. Es un sistema recomendable para PYMES y hogares, y, una vez instalado, cuenta con el servicio de conexión con la Central Receptora de Alarmas.
  2. Sistemas CCTV que se venden dentro del área de soluciones a medida.

Estos sistemas los diseñamos en función a las necesidades del cliente, y responden, en general, a estas tres demandas:

  1. 1. Las cámaras se visionan en el mismo lugar donde están instaladas.
  2. 2. Las cámaras se ven en remoto bien por parte del Cliente o bien por parte de personal de Seguridad.
  3. 3. Las cámaras se vigilan desde la Central Receptora (Servicio de Vigilante Virtual), que accede a ellas bien para realizar rondas de videovigilancia o bien porque dichas cámaras están asociadas a un sistema anti intrusión, por lo que un “salto” de dicho sistema conduce al visionado de las cámaras para la verificación de las señales del sistema anti intrusión.

Hoy en día un sistema de CCTV no es tan caro como antes y ante la proliferación de los sistemas de alarmas en viviendas y negocios, una cámara se ha convertido en un elemento diferenciador frente a las alarmas “ciegas”, por lo que cada día son más las personas que han actualizado su sistema de seguridad para incluir cámaras de videovigilancia.

No dude en preguntarnos sobre la solución que mejor le puede encajar a sus necesidades y bolsillo.

Equipo Alartec
902 112 091

Comentar esta entrada